Jueves, 29 de junio de 2017

La presencia de las redes sociales en el mundo de los negocios es más que evidente, cada vez nos movemos más en un mundo completamente digitalizado y social, por lo que tu empresa tiene que estar en las redes sociales. La clave es saber llegar a tu público objetivo.

Todo el mundo coincide en el enorme potencial de esta herramienta de comunicación con los clientes y como soporte para el comercio electrónico, debido a su capacidad viral y de influencia en las decisiones de compra de los consumidores, que pueden apoyarse a través de las redes en los consejos de sus conocidos o de otros consumidores como ellos. De ahí que la presencia en redes sociales se haya convertido rápidamente en un elemento relevante de las estrategias de comunicación y fidelización así como en las técnicas de estudio de mercado y análisis de clientes.

Constituye una buena ayuda para romper con la tradicional “soledad del autónomo”, al ofrecerte la posibilidad de contactar de forma rápida con otros autónomos con los que compartir consejos y opiniones o con los que realizar colaboraciones profesionales. La implantación de estas redes en la Sociedad de la Información y en el mercado es un hecho. Tanto es así que cualquier empresa que se precie posee perfiles en varias cuentas. Esto se debe a la rentabilidad que pymes y autónomos obtienen en sus negocios a través de ellas.

 Hay que tener en cuenta que la tecnología de las redes sociales está evolucionando constantemente. Cada pocos meses cambian algunas funcionalidades y procedimientos, lo que obliga a las empresas y autónomos a avanzar en paralelo tratando a su vez de encontrar la mejor manera de hacer negocios en las redes.

¿Cuándo le interesa al autónomo estar en las redes sociales?

 

  • Cuando la mayoría de tus clientes actuales y potenciales utilicen cotidianamente internet y las redes sociales, como ocurre con los jóvenes o con los adultos que han crecido en paralelo a internet.
  • Cuando estos clientes sean lo suficientemente numerosos como para rentabilizar tu inversión en redes sociales.
  • Cuando tengas capacidad para dedicar los recursos necesarios (tu tiempo y/o dinero para contratar a alguien que te ayude) para tener una presencia acorde con tu negocio, tu estrategia de comunicación y las expectativas de tus clientes.

Elabora tu plan  social media.

Antes de nada, conviene que prepares un plan que te ayude a definir lo que quieres hacer en redes sociales y te sirva de guía:

  • Contenido: Es fundamental aportar contenido relevante, que aporte valor y que en buen parte sea de producción propia. Para ello debes cuestionarte acerca de lo que tus clientes quieren saber de tu negocio y si les puedes aportar algo más, por ejemplo conocimientos que puedan ser de su interés a través de un blog, de imágenes y de videos.
  • Destinatarios y canal: ¿A quién me voy a dirigir? ¿Cómo son mis clientes actuales y/o potenciales? ¿En qué canales están?
  • Estilo de comunicación: debes pensar en el tono y el lenguaje de los mensajes en cada soporte así como el ritmo de publicación, evitando la posible saturación del usuario.
  • Objetivos: los más comunes son la mejora de la atención al cliente, la captación de nuevos clientes, y la mejora en el conocimiento de tus clientes gracias a la recogida de sus valoraciones.

 


Publicado por fandres1 @ 10:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios